Capital Erotico




Finanzas Transpersonales y Capital Erótico


Hacerle el amor a la vida misma. Vivir el orgasmo divino, tener una existencia fecunda, trascender.


¿No es ese el sentido de nuestra presencia en este plano terrenal?


Vivir la vida con intensidad, con pasión, con creatividad, sin temor y de manera audaz.


Nos arrugamos ante la vida, con un miedo inconsciente, optamos por una angustiante comodidad conocida, a la que estamos acostumbrados.


Preferimos la zona de confort del statu quo que se posicionó en nuestro neocórtex cerebral.


Mandatos familiares, religiosos y sociales, que estimulan un excesivo razonamiento frío, que nos llena de culpa y no nos permite experimentar una realidad mayor, más significativa.


Una razón que nos castra emocionalmente y nos presenta la vida en tres actos:

Estudie, trabaje y pensionese, que pareciera dar un sentido de nuestro existir.


¿Qué sentido tiene el dinero en su vida?


¿Cuál es el objetivo del dinero para usted?


El capital erótico, hace referencia a esa capacidad que tenemos todos los seres humanos, de luchar por nuestro destino.


¡El derecho divino de prosperar en esta fecunda tierra!


De vivir con entusiasmo y con pasión, creativamente sorteando la incertidumbre del día a día.


Reconocer el miedo que le tenemos a la vida misma, pero no dejarnos paralizar por él, atrevernos a actuar de manera audaz y atrevida.


Caer y levantarnos, es un ejercicio enriquecedor, que nos empodera, que nos presenta la oportunidad de vivir realmente la vida.


No experimentar la caída y el resurgir, es no vivir. Muchos pasan por este plano, sin realmente vivir. Los verdaderos muertos vivientes, zombis por todos lados.

Cuestionar la realidad dada, debe ser un objetivo permanente.


Un cuestionamiento humilde, que va en busca de una vida mas tranquila, mas alegre, mas empoderada, mas firme, mas segura, mas plena, mas abundante, mas viva.


Un empoderamiento que ofrezca la oportunidad de vivir cada día con entusiasmo, con pasión, con creatividad.


¡Energizarse y vivir!


Hablar de lo transpersonal entonces, es hablar de lo que está mas allá.


Hablar de lo transpersonal es hablar de nuestra interacción diaria con la realidad que vivimos, es empezar a recorrer un camino de autoconocimiento, con miedo pero con valentía.


¡La valentía no es la ausencia de miedo, la valentía radica en ir al destino a pesar del miedo!


Hablar de lo transpersonal es hablar del desarrollo espiritual trascendental, armónico consciente.


Hablar de lo transpersonal es integrar todos los aspectos de la experiencia terrenal que estamos viviendo, el dinero, las finanzas también.


Hablar de lo transpersonal es hablar de esa fuerza divina de fecundar lo terrenal, de hacerle el amor al destino y trenzarse en un orgasmo cósmico que nos permita estar plenamente aquí y ahora.


La incesante búsqueda de una realidad mayor y más significativa.


Las finanzas entonces no deben ser personales, deben ser transpersonales ya que están al servicio de esta experiencia terrenal y de la búsqueda de una mayor experiencia, de una experiencia más significativa.


¡No más existencia zombi!




2 vistas
  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • YouTube
  • Amazon - Círculo Negro
  • Spotify - Círculo Negro
  • Twitter

© 2020 Pena Infante Inversiones